Tras detención de líder de la CTM, IP pide a Murat acabar con industria del chataje

0
84

AGENCIAS
OAXACA.-

Tras celebrar la detención de Marco Antonio Sánchez Cruz, el secretario de Finanzas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Oaxaca, Juan Albisúa Rosas, llamó al ejecutivo estatal, Alejandro Murat Hinojosa, a terminar con la llamada industria del chantaje, es decir con los grupos que a través de acciones de presión buscan obtener algún beneficio.

“Si se accede a los chantajes, automáticamente estas dado un incentivo a la impunidad.

Los intereses se ven alimentados porque funciona el chantaje. El gobierno lo que tiene que hacer es darle seguridad a la ciudadanía y hacer que prevalezca el estado de derecho y no el de la negociación que cae en el chantaje”, pidió.

Y al señalar que acciones radicales de protesta como son bloqueos carreteros y de vialidades impiden el crecimiento económico, dijo que no existe un cálculo de las pérdidas económicas que generan acciones de bloqueos a vialidades.

En medio del caos urbano, violencia y vandalismo que provocaron los agremiados de la CTM para exigir la liberación de Marcos Sánchez, líder de la CTM acusado de la ejecución de cinco personas en el 2013, en el poblado de San Pedro Totolapan, el empresario oaxaqueño señaló que éstas son millonarias pues genera una cadena de improductividad.

Y es que este martes cientos de trabajadores no pudieron llegar a su centro laboral debido a los bloqueos realizados por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), quienes exigieron la liberación de uno de sus dirigentes estatales.

Para el dirigente de la Canaco, esa posición de la CTM, constituye una acción de chantaje que debe ser terminada “porque afecta a toda la ciudadanía y sus sectores productivos”.

Sin embargo, confió en que Murat Hinojosa, no ceda a las presiones y chantajes de organizaciones sociales y sindicales.

Y es que dijo que las pérdidas no sólo son para los centros laborales, comercios o de prestación de servicios, también tienen impacto directamente a los bolsillos ciudadanos de quienes tienen ingresos por comisión pues un día no laborado es un día sin ingresos.

“Es difícil calcular pero es prácticamente un día perdido. ¿Qué es lo que pasa?, no nos llega nuestro personal, llegan tarde, no podemos realizar trámites importantes (…) prácticamente es un día perdido y eso se traduce en dinero”, señaló.