Abuelitos de Casa de Día de Tehuantepec llevan a cabo expo-venta de manualidades

0
117

ESTA ACTIVIDAD MANTIENE activos a las y los abuelitos, brindándoles una vejez de calidad, además de contribuir en su economía

TEHUANTEPEC.-

Con arreglos navideños, floreros, alhajeros, dulceros, fruteros y demás manualidades, dio inicio la expo-venta de adultos mayores de la Casa de Día del Sistema DIF de Santo Domingo Tehuantepec, a cargo de Josefina Ramírez Martínez, en los corredores del Palacio Municipal de esta localidad.

Los trabajos elaborados manualmente por mujeres y hombres de la tercera edad, son realizados con materiales reciclados como papel periódico, hojas y cartón, y tienen como finalidad incluirlos en las actividades cotidianas, haciéndolos sentir productivos e independientes, detalló el director del DIF Municipal de Tehuantepec, Salvador Topete Sánchez.

Declaró que está actividad mantiene activos a las y los abuelitos, contribuyendo con ello a una vejez de calidad y digna para cualquier ser humano.

“Estos trabajos nos brindan una enseñanza, ellos, aún con sus años- siguen trabajando y siendo productivos, así que los invito a que se acerquen y compren sus manualidades, puntualizó Topete Sánchez.

La Casa de Día del DIF Municipal alberga a un aproximado de 54 adultos mayores, y en ella a parte de terapias psicológicas, servicio médico, masajes y charlas, se brindan diferentes talleres como el de manualidades.

En su oportunidad, Sara Luceli de la Cruz Falcón Montes, instructora de manualidades, declaró que estos talleres sirven como terapia ocupacional, física y motora -activando su cuerpo.

“Llegando a Casa de Día, ellos se entregan a su trabajo, y aquí están los resultados, comenta sonriente al señalar las manualidades elaboradas por las y los abuelitos.

Don Faustino Robles Martínez, uno de los integrantes más antiguos en Casa de Día, dice que desde el primer día de su llegada se sintió feliz, ahí encontró amistad y una nueva familia; “a mí me gusta estar activo, trabajando y platicando con mis compañeros, en Casa de Día me siento feliz, no dudo en recomendar la estancia a mis amigos y conocidos”, puntualizó.

Historias como la de don Faustino, hay muchas en Casa de Día, cada vivencia es contada por ellos, mientras ofrecen sus manualidades a precios accesibles, que varían según la dificultad de su elaboración.