Vecinos de los fraccionamientos Reforma y La Riviera contratan guardias armados

0
71

Este proyecto solamente participa con sus aportaciones económicas un ochenta por ciento de las familias que habitan ambos fraccionamientos, pero, la seguridad que se brinda es para todos.

Prohibido el ingreso de mototaxis a estos fraccionamientos

Juchitán

José Nieto.

Para contrarrestar el alto índice de inseguridad que se registra en la ciudad, habitantes de los fraccionamientos Reforma y La Riviera, determinaron contratar guardias armados para proteger su patrimonio.

En días pasados, sujetos hasta el momento no identificados asesinaron a un elemento de la empresa de seguridad privada que se encontraba resguardando el acceso a estos fraccionamientos, quien según los testigos le impidió el ingreso a la zona.

Por lo que, ante el temor de que sus familias resulten afectadas por la delincuencia, determinaron contratar personal de seguridad capacitado en el manejo de armas.

Víctor Hugo Ramos, presidente del Comité de Vecinos del Fraccionamiento Reforma, detalló que, durante la asamblea general, se determinó clausurar de manera permanente los accesos ubicados en la parte trasera de la sucursal de Bodega Aurrera y el que conduce de manera directa al fraccionamiento La Riviera.

De igual manera, quedó prohibida la entrada de los mototaxistas a estos fraccionamientos, los automovilistas particulares que pretendan ingresar se les tomaran sus datos personales y de la unidad.

Con respecto a los motociclistas deberán de entregar al guardia una identificación, que le será devuelta cuando abandonen la zona, esto, para prevenir cualquier asalto.

“Los vecinos de ambos fraccionamientos, cuentan con un tarjetón que se estará renovando de manera mensual, para evitar que estos documentos sean duplicados”.

Al ser cuestionado con respecto al apoyo que les han brindado las autoridades municipales y estatales, explicó que, en lo que respecta a la policía local no cuentan con la suficiente cantidad de elementos que les permita permanecer las 24 horas del día en la zona, y la policía preventiva solamente da rondines nocturnos.